El amor en los tiempos de Tinder, el touch and Go En las pi?ginas sociales las apariencias mandan. Nadie seri­a tan espantoso, como en su foto de